¿Por qué Ant Hill no es una metodología?

Ant Hill es una caja de herramientas destinada a la comunicación efectiva dentro de las organizaciones respetando como trabajan los equipos.

8 oct.

¿Qué buscamos con Ant Hill?

Lo primero que nos planteamos, a la hora de diseñar un marco de trabajo propio, es resolver problemas concretos que estaban ocurriendo en nuestra organización.

Concretamente dos de los desafíos identificados eran:

  1. ¿Cómo trasladar la visión y estrategia a nuestros Equipos de Producto y Equipos de Servicio?

  2. ¿Cómo ser más previsibles en nuestra entrega de valor? Sin sacrificar nuestra adaptación al cambio ni imponer nuevas formas de trabajo frente a las emergentes en los equipos.

    nota del autor: Durante el diseño de Ant Hill los equipos utilizaban marcos de trabajo como Scrum o métodos como Kanban.

¿Por qué Ant Hill es un framework y no una metodología?

Al igual que una caja de herramientas no te enseña como construir un mueble, lo que menos queríamos era frenar o centralizar la capacidad de mejora y adaptación de los equipos existentes.

Asimismo, Ant Hill no es una metodología pues la incertidumbre sobre qué ocurrirá con el mercado, las necesidades de los usuarios y nosotros mismos nos impiden proveer de una única receta que seguida paso a paso nos asegure el éxito.

Por ello, teniendo como premisa respetar como trabajan los equipos, queríamos ofrecer una forma familiar de relacionarse entre ellos valiéndonos de aquello que ya nos estaba funcionando (eventos, prácticas y artefactos).

Por ello, teniendo en mente respeto, el vacío que intenta resolver Ant Hill con las herramientas propuestas, no es otro que él de establecer canales para la comunicación efectiva más allá del equipo como unidad individual.